Ormus SOS. “Cómo hacer Ormus” (extracto marino).


Materiales:

  • Agua de mar.
  • Agua destilada.
  • Guantes de plástico.
  • Gafas de protección.
  • Mascarilla.
  • Filtro de tela.
  • Hidróxido de sodio = Sosa Cáustica alimentaria en miniperlas o Carbonato de sodio.
  • Pipeta para succión de agua.
  • Cuchara de madera grande para mover las mezclas.
  • Cucharilla pequeña de madera.
  • Botes de cristal grandes y pequeños.
  • Cubo de plástico.
  • Medidor de ph. (preferiblemente digital o led)

Preparación:

Lo ideal para la obtención del Ormus, es utilizar agua de mar, accesible y abundante. Si no tenemos opción a conseguirla, se puede conseguir con agua mineralizada, sin cloro y paquetes de sal marina, himalaya, mar muerto etc.… que venden en tiendas y sobre todo online.
En todos los casos esta sal tiene que estar sin procesar y lo más natural posible.
Las mejores obtenciones de Ormus se obtienen con agua de mar muerto, por su alto contenido en sales minerales. También se utilizan sales del Himalaya y mucha gente hace ormus con su propia orina (preferentemente de los hombres y la primera orina de la mañana entre otras cosas).
En este caso explicaremos el método con sosa cáustica alimentaria en miniperlas, que a nuestra opinión es el que mejores resultados nos ha dado hasta el momento:
1. Preparamos la disolución de agua destilada con la sosa cáustica o el carbonato. En un litro de agua destilada echamos dos cucharadas pequeñas de sosa cáustica o unos 20 gramos por litro. Removemos la mezcla hasta que todo quede bien disuelto y reservamos.

2. En un bote grande con agua de mar, vamos añadiendo la mezcla de agua destilada con la sosa cáustica. Poco a poco mirando atentamente el PH de la mezcla.

Si no tenemos agua de mar, en un litro de agua mineralizada echamos sal marina hasta saturar la mezcla, unos 35 gramos por litro tiene el agua de mar, un 3,5% .

Removemos bien hasta que la totalidad de la sal quede bien disuelta. Muy importante que no queden cristales de sal en el fondo, por eso se añade la sal poco a poco hasta disolver.

3. El PH de la mezcla, tiene que llegar a 10.78 para una buena obtención de Ormus.

Muy importante no llegar nunca a PH 11 para no precipitar elementos no deseados, no es válido añadir más agua o vinagre para bajar el PH, por eso subiremos el PH poco a
poco sin pasarnos nunca, más vale por debajo que por encima de 10,78 por ejemplo
10,6 sería válido.




4. Dejamos reposar para que el Ormus precipite al fondo del bote quedando separado del agua claramente (agua cristalina arriba, leche blanca marina abajo).

Normalmente entre media hora a 1 hora, 2 horas, cuanto más mejor para facilitar la extracción con pipeta o realizar el vuelco masivo del sobrante.

Es muy importante incidir en este punto y extraer toda el agua posible del primer proceso para eliminar el máximo cloruro de sodio posible, la paciencia es la mejor virtud para ello.

5. Una vez que tengamos el Ormus en el fondo del bote, procederemos a lavarlo.

Para ello, hay que sacar el agua sobrante de la mezcla. Intentado que no se mezcle mucho el ormus o se escape mientras vaciamos el agua sobrante.

Una vez que lo tenemos separado, rellenamos el bote con el doble de agua en relación al sedimento marino obtenido, lo cerramos y agitamos con energía.

Cuantas más veces se agite y se deje reposar mejor para aprovechar al máximo la capacidad del agua de limpiar.

Dejamos que precipite nuevamente el ormus al fondo del bote y sacamos el agua. Este lavado es aconsejable hacerlo dos veces para plantas, 3 para animales y 6 para personas hasta obtener un PH por debajo de 9, lo ideal es PH 8,4 para consumo humano.

6. Cuando tengamos el ormus precipitado, después del último lavado. Lo envasamos en un bote de cristal y mantendremos en un lugar fresco y oscuro.

Es ideal colocarlo en los lugares más armónicos, naturales o protegidos, evitar ambientes negativos, como antenas, wifi, microondas cerca del preparado.

También se puede deshidratar al sol en cuencos de cerámica, se muele con suavidad con mazo y mortero de cerámica y obtendremos ormus en polvo de primera calidad listo para guardar en tarritos pequeños de cristal.

La dosis diaria son dos tomas con la cantidad justa que se adhiere al dedo húmedo utilizando un frasquito a su medida.

Es lo más concentrado por eso hay que experimentar con pequeñas dosis poco a poco.

Detalles:

  • PH lavados 9,5.
  • PH óptimo de Ormus consumo Humano 8,4.
  • PH sangre: 7,4 a 7,6. Misma densidad que el agua de mar.
  • PH agua mar: 8,2 a 8,8 (Mediterráneo-Atlántico).
  • 1 litro de agua de mar contiene 37 gramos de sal. De los 37 gramos el 2% es Ormus, mas o menos 0,72 gramos por litro.
  • 5 ml de Ormus (extracto marino) aportan la misma cantidad de minerales que 3 kilos de pescado fresco triturado. Esta dosis es la máxima cantidad necesaria para el organismo al día. Se han experimentado muchos beneficios por debajo de esta dosis, también en aplicaciones sobre la piel sin medida, pero sin abusar.

Usos:

  • Por dentro y por fuera en plantas y árboles de todo tipo, semillas, animales, personas, alimentos, bebidas, orgonitas, pulseras, colgantes….

 

SOS Salud Orgánica Sostenible no se hace responsable de los usos que se le pueden dar al ormus. Ya que cada individuo es totalmente diferente y sus efectos pueden serlo igualmente.

Todo cura y todo mata en su justa medida.

Aconsejamos ver los foros sobre Ormus. Para así obtener información sobre gente que ya lo ha consumido sin ningún tipo de efectos secundarios. El Ormus acelera la limpieza del organismo y no es compatible con un estilo de vida tóxico abusivo (drogas, alcohol, medicamentos).

Te invitamos a informarte bien, probarlo, monitorearlo en tus plantas, animales, sobre la piel… resuelve las dudas que necesitas antes de empezar a nutrir el cuerpo y la mente.


¿Qué te a parecido el artículo? 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (13 votos, promedio: 4,15 de 5)

Cargando…




Ormus SOS. Galería de imágenes.



Comenta en Facebook

Sponsor publicitario
Post aleatorios