JADAM. Método rápido y eficiente de cultivo de microorganismos.

Este método para cultivar microorganismos nativos usando patata Fue desarrollado por Youngsang Cho en 2013. Este conocimiento fue liberado al público en la página web de Jadam y el libros en coreano en inglés Para ser compartidos a todos los agricultores del mundo
  • 104
    Shares





JADAM (DMJ)

Jadam significa, "personas que imitan la naturaleza"

Introducción.

Vamos a explicarles cómo cultivar microorganismos. La gente instantáneamente piensa que cultivar microorganismos es difícil, pero no es así. Antiguamente, en todas las casas de Corea se sabía cómo hacer vino.

Producir vino para beber y cultivar microorganismos para la agricultura son en realidad procedimientos idénticos. Hoy en día para hacer vino pondrías arroz cocido, agregarías agua más un indicador de fermentación y cerrarías el recipiente. Luego comenzaría a aparecer un montón de burbujas y para el momento en que estás cesan, el alcohol se ha formado. Lo mismo es para la solución de microorganismos Salvo que hay que usarla cuando las burbujas están en su máximo apogeo. Después que las burbujas disminuyen lo que queda es un fertilizante líquido.

Entonces señores agricultores, ¡si saben hacer vino siéntase orgullosos!  pues saben cultivar microorganismos. Algunos tildados de expertos hacen las cosas complicadas y difíciles para no dejar que desarrolles la confianza en ti mismo.

Materiales para 100 litros de Bio.

  • Agua. Preferentemente un agua blanda, lluvia. (100 Litros).
  • Patatas cocidas. (200 gramos).
  • Sal marina o agua de mar. (100 gramos de sal).
  • Mantillo del bosque. Recogida de microorganismos. (50 gramos)
  • Bidones o contenedores. Si vamos a realizar el fertilizante en invierno, aislaremos el bidón adecuadamente.
  • Un par de medias, calcetines o trapos de los quesos.
  • Calentador eléctrico de agua. En caso que lo vallamos hacer en invierno.
  • Termometros. Para controlar la temperatura del agua y regula el calentador eléctrico.
  • Podemos usar bidones de 100 litros, de 200 litros, o pequeños de 25 litros. Podrás hacerlo en uno de 500 litros también. Solo hace falta subir o bajar los componentes orgánicos para la realización del biofertilizante. (patatas, sal o agua de mar y mantillo de bosque).

Realización.

Lo primero que tienes que conseguir es un contenedor para cultivar los microorganismos dentro de él. También necesitas alimento para los microorganismos (que se llama medio de cultivo) y el iniciador para inocular la solución.

¡Este es el #método más simple y más fácil del mundo para #cultivar #microorganismos! Clic para tuitear

Después de muchos experimentos, nosotros encontramos que el mejor alimento es la patata cocida, más un poco de sal marina. Como iniciador (inoculo) tienes que buscar un mantillo de algún bosque o montaña cercana con ambiente natural. O preparar unas trampas de arroz para la captura de microorganismos autóctonos.

El primer principio del método Jadam, es que no se regula la temperatura a un nivel fijo. Algunos argumentan que 32ªC es la temperatura ideal para cultivar microorganismos. Pero si haces eso terminarás consiguiendo una solución llena de microorganismos que no son buenos para otro tipo de temperaturas;  y terminarás de hecho perdiendo diversidad.

La clave es dejar el agua del bidón a la misma temperatura en que se encuentra el cultivo en el campo. De esa forma se obtienen microorganismos que son más efectivos para esas plantas. Ya que están habituados a la misma temperatura.

Elegir la temporada de realización también es importante, ya que la temperatura ideal para la reproducción de microorganismos son de 18º a 20ºC. Desde la primavera a principio del otoño son buenas fechas. Si optamos por realizar el fertilizante en invierno, la actividad de reproducción de los microorganismos cesa un poco. Así que nos ayudaremos de un calentador eléctrico para calentar el agua del bidón y mantener la temperatura.

La temperatura óptima para la reproducción de microorganismos, recordamos que son 18ºC. Si no tenemos está temperatura en el agua del bidón usaremos un termómetro y una resistencia eléctrica para conseguir que la temperatura sea la óptima, 18ºC.

Tenemos que hervir las patatas. No olvidemos que para 100 Litros se usan unos 200g.

Lo siguiente es conseguir un envoltorio para las patatas. Puede ser un calcetín, una media o un trapo fino del que se usa para moldear los quesos. Introducimos las patatas en el envoltorio y atamos con una cuerda o hilo a una madera o rama y lo colocamos así para que quede suspendido sobre el bidón.

Nota: Si vemos que no se sumergen, introduciremos una piedra o algo que pese dentro de la media.

Preparamos el mantillo (hojas, ramillas, etc. En descomposición) recogido del bosque o de la montaña. Los microorganismos recogidos de los bosques o zonas boscosas, tienen una carga importante de microorganismos autóctonos de la zona donde se recogen. Esto significa que podremos usar diferentes tipos de microorganismos recogidos de las zonas boscosas de todo el territorio.

No confundir el mantillo con suelo simplemente, los mantillos de los bosques están llenos de vida microbiana. La vida microbiana recogida en los bosques nativos está adaptada al medio ambiente local por millones de años. Una simple bolsa de mantillo del Bosque tiene millones y millones de organismos vivos y diversos. Vemos una tontería la compra de microorganismos mediante diversos métodos. Es mejor compartir o ir a buscar por nosotros mismos microorganismos locales o autóctonos de diferentes zonas del lugar en donde vivimos.

Algunos aseguran que se debe tostar el mantillo para eliminar insectos, por favor, no os compliquéis la vida. En Jadam  preferimos las cosas simples y rústicas porque es menos complicado. Cuando decimos 500 gramos de mantillo, es algo así como un puñado que entra en un cucharón, eso sería los 500 gramos. 500 gramos es para 500 litros, entonces para 100 litros ponemos un Puñado generoso dentro del calcetín o la media.

Ahora aplastaremos las patatas dentro del calcetín para disolverlas en el agua. Se disuelve en su totalidad; veréis como va saliendo y se distribuye por el agua. Sentiréis como algo blando y suave va atravesando el calcetín al medio, es algo un poco raro.

Es importante no dejar las patatas enteras, intentaremos amasarlas hasta que queden totalmente disueltas en el agua. No olvidéis, para qué  la patata quedé totalmente disuelta, primero la hemos tenido que hervir. Podríamos decir que las bocas de los microorganismos son pequeñas. Cuanto más disueltas se queden las patatas en el agua más fácil será que los microorganismos las digieran.

Las patatas crudas no sirven porque no se disuelven y los pedazos quedan muy grandes, tardarían mucho tiempo los microorganismos en alimentarse de ellas. Si no quieres hacer todo esto, puedes usar una licuadora y hacerlas puré. Agregarlas al agua hasta que queden totalmente disueltas. Explicamos el método sin máquinas, porque queremos hacer que nuestra tecnología sea factible para todos los países.

Hacemos lo mismo con la media del mantillo, vamos estrujando hasta que quede totalmente disuelto en el agua. Esto no es solo tierra sucia, está lleno de vida. Estos microorganismos se alimentarán de las patatas disueltas.

Ahora incrementaremos minerales agregando sal de mar. La sal marina puede parecer algo insignificante, pero en realidad tiene 83 minerales. El balance de minerales de la sal marina es la misma que la del líquido amniótico de las madres o del plasma de nuestra sangre. Lo que prueba que las plantas y animales tenemos nuestro origen en el mar.

Añadimos 100 gramos de sal marina bien medidos. Antes de añadir la sal marina al bidón la disolveremos aparte en un recipiente, así impediremos que sí echamos la sal marina de golpe en el bidón, está se vaya al fondo. Puede reemplazar la sal marina usando directamente agua de mar; que en realidad es mucho mejor. Una gota está llena de microorganismos; por eso el agua de mar directamente les gusta más. (Para reemplazar los 500 gramos de sal que lleva una preparación de solución de 500 litros,  se deben usar 18 l de agua de mar).

Removemos bien toda la mezcla para mezclar bien todos los minerales en todo el volumen del bidon. Y eso es todo, ya está preparado. Así como nuestros antepasados hacia su vino; esto es básicamente el mismo procedimiento. Solo nos falta colocar una tapa o una malla encima del bidón para que no se nos llene de insectos.

Mucha gente recomienda el uso de aireadores, pero el método Jadam no. Nosotros no usamos aireadores porque primero, el ambiente en que los microorganismos tendrán que vivir es principalmente anaeróbico. En segundo lugar, de esta manera el método es muy simple. Además se minimiza la pérdida de nutrientes. Los aireadores pueden parecer fantásticos, pero destruyen las vitaminas y los aminoácidos de la solución. Tercero, sin aireador es fácil reconocer el pico de actividad de burbujas. Con aireador no se podría ver.

El pico de producción de burbujas es el punto en que queremos usar la solución de microorganismos Jadam (SMJ). De ahora en adelante, observaremos de tanto en tanto y nos fijaremos en cómo se forman las burbujas en la superficie. Este método descrito conviene hacerlo una vez que pase el frío del invierno y llegue la primavera, hasta finales de otoño.

Metodo Jadam de cultivo de microorganismos con calefactor eléctrico o calentador de agua.

Prácticamente tenemos que hacer los mismos procedimientos que la elaboración anterior.

No olvidemos que si la temperatura cae de 18 ºC es difícil cultivar microorganismos. Podemos encontrar calentadores en el mercado, entre 1,5 vatios,  3 vatios y 5 vatios. Es recomendable que la conexión eléctrica del calentador use un diferencial, ya que puede haber cualquier fallo y la conexión se puede recalentar hasta llegar arder. Un diferencial en la conexión eléctrica para que esto no pase es un gran punto de seguridad.

Una vez que tengamos el bidón lleno de agua, en este caso de 100 litros, introducimos el calentador de agua y lo pondremos en funcionamiento poniéndolo a una temperatura a 25ºC. Con un termómetro iremos comprobando a qué temperatura está el agua del bidón.

Tendremos en cuenta, que la superficie del Bidón y el fondo, las temperaturas pueden ser diferentes. Moveremos el agua ligeramente para que se caliente en su totalidad. Estos calentadores eléctricos tienen un sensor que mide la temperatura del agua y se activan cuando esta se enfría, por ejemplo por las noches. Cuando llegue a calentarse el agua a sus 25ºC el aparato automáticamente se apagará. Ese es el momento en que con un termómetro mediremos el agua, para comparar la temperatura que nos marca el calentador, con la que realmente tiene el agua del bidón.

Tendremos en cuenta, que 3,5 l de agua de mar reemplazarían a los 100 gramos de sal marina para la cantidad de 100 litros de solución. Al hacer la solución en temperaturas menores a 18ºC, intentaremos aislar el bidón con alguna manta térmica, paja u otro tipo de material aislante. Así lograremos que el calentador se encienda la menor cantidad de veces posibles.

Tener en cuenta también que en invierno el suelo suele estar muy frío, así que colocaremos algo debajo del bidón para aislarlo debidamente. Por la parte de arriba del bidón haremos exactamente lo mismo. Taparemos con algo aislante para que no se pierda las calorías producidas por el calentador.

La solución estará preparada y lista para usarse en unos 2 o 3 días.




¿Cual seria el mejor sitio para hacer estos fertilizantes?

Los sitios idóneos para guardar y reservar estos fertilizantes serán los lugares cerrados, o protegidos del viento como los invernaderos o establos. Si no hay más remedio y el bidón se tiene que quedar en el exterior, intentaremos aislar el bidón lo más perfectamente posible.

Un método que además de aislar ayuda a mantener el calor en el bidón sería protegerlo con una montaña de compost o meter directamente el bidón en una compostera, haciéndole el hueco de su volumen y teniendo en cuenta la temperatura de la fermentación del compost. Otra forma sería recubrir el bidón con un material aislante, como un poliuretano o una manta de lana de roca. También podremos usar paja.

Objetivo de estos métodos de cultivos.

El objetivo de estos fertilizantes es conseguir unos microorganismos muy resistentes, por lo tanto queremos que aquellos que sobrevivan a los escasos alimentos sean los mejores y mas resistentes.

Consejos.

  • Cuando tengamos círculos centrados en el medio del bidón, nos referimos a la superficie del agua del bidón, esto significa que dentro del bidón existe una corriente en el agua. El agua cercano a las paredes sube y baja por el centro, eso es lo que forma el círculo separado de la pared.
  • Usa la S M J mientras el círculo continúa formado; para aplicarlo recordar que hay que diluirlo 1:10.
  • Los círculos se mantendrán unas 24 horas más y luego se desharán.
  • Muchas personas usan melazas para cultivar microorganismos, pero si hacemos eso la solución final quedará muy ácida. Con el pH entre 3,5 a 4. El método jadam no utiliza ni azúcar, ni melazas, porque las soluciones al final terminan muy ácidas. Si el suelo tiende a tener un pH de 6.5, los microorganismos que se desarrollan a un pH de 6.5 será más aptos. Sí usas melazas, cultivara microorganismos amantes de medio más ácidos. El método Jadam  que usa patata y sal marina termina produciendo una solución más neutra.
  • Para determinar la temperatura del ambiente en donde vamos a realizar los cultivos, observar sobre todo la temperatura más fría que hace por la noche. Así cuando sea menor que 18ºC recomendamos calentar el agua artificialmente.
  • Recordar que en general los calentadores eléctricos no son exactos con la temperatura a escala qué marcan. Por eso utilizaremos un segundo termómetro en el que iremos midiendo la temperatura del agua en el bidón, a modo de comprobación y ajuste de la temperatura del calentador.
  • Si está solución la va a aplicar a una producción de fresas por ejemplo, también puedes agregar además de patatas, 100 gramos de fresas por cada 100 litros de solución mezclado con patata.
  • Si está solución la va aplicar a una producción o cultivo de pimiento morrón, puedes agregar en la mezcla un poco y alimentarlos con pimiento también. Y así sucesivamente para las características de cada cultivo.
  • A esto lo definimos Cultivo de microorganismos personalizado. Los microorganismos amante de las fresas se propagaran y ayudarán a mejorar el cultivo. Es lo mismo que los “métodos con medios selectivos” que se usan en laboratorios. La patata es el alimento básico, el cultivo al que lo quiere dirigir es alimento adicional. Y así tienes tú SMJ personalizado.
  • Observaremos en los próximos dos o tres días los bidones se van llenando de burbujas, esto significa que los microorganismos se están empezando a alimentar. Pero no están ni cerca de estar activos aún.
  • En invierno es muy distinto el cultivo de microorganismos que si lo hacemos en verano. En verano los microorganismos amantes del calor son mayores y se produce muchas más burbujas. La formación de espuma es mucho más intensa. Pero los microorganismos amante del frío son más pequeños y producen pequeñas burbujas. Con la consiguiente menor formación de espuma. Si cultivamos microorganismos a alta temperatura 20-22ºC, obtendremos microorganismos menos resistentes al frío.
  • Sí las burbujas tienden a ir hacia al centro del bidón alejándose de la pared del mismo, es un indicativo de que la propagación de los microorganismos está sucediendo. Esto es debido a que los microorganismos generan una corriente de agua a medida que se propagan, Qué hace que el agua suba cerca de las paredes y descienda en el centro del bidón. La espuma se irá incrementando a medida de que avance el tiempo.

Medidas y uso.

Los cultivos de microorganismos los podremos usar al tercer dia o entre las 60-65 horas despues.

Para usar esta solución hay que diluir una parte en diez de agua.

  • Para 1 Litro de biofertilizante, usaremos 10 Ml de solución.
  • Para 100 Litros de bio, usaremos 10 Litros de solución.

500 L de solución se pueden aplicar a 1,5 hertáreas.
Podremos usar SMJ tanto en via foliar como riego.

Precauciones de uso: La presencia de microorganismos diversos sobre las plantas previenen enfermedades como el mildiu, hongos, etc.

¿Porque es así? Para que el patógeno se imponga necesita asegurar su comida. Pero si hay una gran variedad de microorganismos ocupando el espacio (y la comida) los patógenos no pueden predominar. El aprovechamiento masivo de la comida por patógenos se vuelve imposible.

Si lo piensas, todos esos insumos biológicos en venta en el mercado que se jactan de ser efectivos contra enfermedades, Están basados en el mismo principio de supresión de la prevalencia de los patógenos por efecto de la diversidad, Y no, en que uso los microorganismos en el producto sea especial.

Recomendamos usar SMJ antes de implantar el cultivo y continuar todo a largo plazo, ya que los microorganismos en cuanto entren en contacto con el suelo, empezaran a solubizar materiales nutritivos preexistentes. Y esto puede ser demasiado hasta el punto que la planta reciba un shock. Así es que , hay que tener cuidado con la dilución si aplicas SMJ en medio del ciclo de un cultivo.

Enlaces relacionados.

Video tutorial subtitulado del metodo JADAM (SMJ).

¿Qué te ha parecido el artículo? 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)


Cargando…

¿Quieres añadir algo más?











  • 104
    Shares

Dejar una opinión